Acogida de alumnos nuevos de última hora

Una circunstancia que puede darse es la llegada de alumnos nuevos cuando el curso ya ha empezado.

Esto se debe, normalmente, a problemas con el anterior centro que los padres deciden atajar cambiando a su hijo/a de colegio en cuanto pueden. Otra causa es el cambio de trabajo o de residencia de los padres, que obliga a que se produzca el cambio de centro

Ante esta situación la prioridad es que el nuevo alumno se adapte cuanto antes al colegio, tanto a su funcionamiento como a sus compañeros y profesores. Al mismo tiempo, los padres también deberán adaptarse y ser informados del funcionamiento del nuevo colegio y de cómo se va adaptando su hijo/a.

El primer paso es obtener información de primara mano sobre el nuevo alumno. Aunque las notas del anterior colegio y la información proporcionada por los padres pueda ser útil, conviene obtener información de forma paralela mediante diversas pruebas individuales (Badyg, C-Lec y pruebas de competencias curriculares) para valorar su rendimiento académico. De esta forma se puede valorar qué nivel de conocimientos tiene y puede conseguir el recién llegado para ese curso y cómo se encuentra respecto a sus compañeros y respecto al nivel que se le requiere.

Además, también es recomendable estudiar su contexto social y familiar, ya sea a través de algún cuestionario o mediante una entrevista.

Una vez recopilada toda esta información se procede a situar al sujeto en un determinado grupo de madurez para adaptar y personalizar su aprendizaje  e informar a los profesores de las características del nuevo alumno.

Anuncios