Cuando los alumnos que llegan nuevos al centro escolar son extranjeros un aspecto fundamental es si conocen y se manejan correctamente con el idioma. Si no es así, será necesario hacer una adaptación curricular y centrarse en la adquisición del idioma cuanto antes, ya que el no tenerlo supone una barrera importante para el alumno a la hora de adquirir los conocimientos. Para ello, el alumno recibirá clases de refuerzo de la lengua, o bien en horas extraescolares o bien en las horas de clase de asignaturas de las que estén exentos.

Por otro lado, los alumnos extranjeros provenientes de países de lengua española, aunque dominen el idioma, será necesario aplicar con ellos cierta adaptación curricular ya que, en la mayoría de casos, vienen de sistemas educativos totalmente distintos al español y pueden tener déficits en algunas áreas. Esto se da, no por que el sistema educativo del que provienen sea mejor o peor, sino por que es distinto, tienen otro plan curricular con otras asignaturas, otro ritmo de aprendizaje, etc.

A estos alumnos se les realiza un seguimiento individual, aún más profundo si cabe, con el objetivo de que estén completamente adaptados al centro y a su ritmo de clases cuanto antes.

Anuncios